18 abr. 2018

Forlong da en el blanco.




Que la uva Palomino fino está viviendo unos de sus mayores momentos de gloria de los últimos años es algo que cualquiera que habite ese neopaís  - divertido, eso sí - que yo llamo Frikilandia - con sus provincias Twitter, Facebook e Instagram, no le habrá pasado por alto. Se suceden por doquier cada vez más vinos blancos de Palomino de distintos pagos, viñas, distintas elaboraciones, de bodegas grandes, de bodegas pequeñas, viticultores y enólogos independientes; no hay nadie que no quiera experimentar por si mismo con alguna partida de Palomino sobre albariza, algunas tan reducidas a apenas una bota de contenido.
Hablamos de Finos, de Manzanillas de Sanlúcar? No. Hablamos de vinos blancos.

Sin duda alguna, Bodega de Forlong, en El Puerto de Santa María, es de las que está apostando más firmemente por esto vinos, pues son ya cinco los vinos blancos que elabora, todos diferentes, todos distintos, pero todos con un nexo común que los une, aparte del elaborador: Palomino & Albariza.
Alejandro Narváez y Rocío Áspera, son sus sonrientes y amables propietarios, ambos con formación técnica, experiencia y, en el caso de Ale, esa ascendencia francesa que lo explica todo.




Forlong Blanco 2016: Tradicional vinificación en blanco, aunque lleva en su ensamblaje algo de Pedro Ximénez, un 10%. Fue el primer vino blanco que sacó la bodega, aquella primera cosecha de 2013 que sirvió de presentación junto con Forlong Assemblage 2012.Ya ha pasado tiempo.
Palomino de la viña de Forlong con selección en viña y en mesa. Prensado neumático. El mosto es enfriado a unos 5-6 grados durante unas 36 horas y trasegado a un depósito de acero inoxidable donde fermenta con una subida gradual de la temperatura hasta los 15º, durante unos 20 días. Finalizada la fermentación se trasiega a otro depósito donde permanece en contacto con sus lías finas, con un ligero removido semanalmente. Finalmente se realiza el ensamblaje con pequeño aporte de  Pedro Ximénez, y el vino resultante termina por clarificarse de manera natural por decantación, y se embotella sin filtrar.


Forlong 80-20 2016: El origen del nombre de este vino es porque la primera cosecha que se hizo, que fue la 2015, llevaba un 20% de uva Palomino de la Viña Plantalina, en Balbaína Alta, pero fermentada en contacto con los hollejos de la uva. El resto, un 80%, era también Palomino, del propio viñedo de Forlong, pero elaborado de manera tradicional, vinificación en blanco clásico.
La siguiente vendimia, el vino conserva el nombre 80-20, pero en realidad es ya el 100% del Palomino de Viña Plantalina el que se macera y fermenta durante unos 25 días en contacto con los hollejos pero de uva Pedro Ximénez, que es aquí donde subyace la 'rareza' de este vino. Se extraen así  mediante este maceración pelicular - lo que no quiere decir que todo esto sea una película  - aromas muy particulares de la variedad Pedro Ximénez.

Forlong Amigo Imaginario 2016: Palomino, también de la Viña Plantalina, en Balbaína Alta, junto a la carretera Jerez-Sanlucar. Son unas cepas de unos 50 años trabajadas en ecológico desde hace más de 15 años. Se realiza vendimia manual en cajas pequeñas con selección de racimos. La uva es enfriada durante 24 horas a 3-4 grados. En mesa de selección se escogen las uvas en perfecto estado sanitario, se despalilla, y la uva entera pasa a un deposito hermético donde comienza una fermentación espontánea. Se le realiza bazuqueo diario,es decir, removido, para potenciar el contacto con los hollejos de la uva, tal y como se hace al elaborar un vino tinto. Finalizada la fermentación tras 25 días, ya que es una fermentación lenta a baja temperatura, la pasta se prensa y el mosto se trasiega a una bota envinada de oloroso, llenada completamente y cerrada herméticamente para evitar oxidaciones y posible aparición del velo de flor. Ahí el vino realiza una fermentación maloláctica, y donde permanece durante unos 10 meses. Finalmente y una vez embotellado sin filtrar, apenas lo que da de si una bota de 600l, el vino pasa otros 4 meses
de maduración en botella.



Forlong Mon Amour 2016: es un vino blanco con crianza en barricas de roble francés durante unos 10 meses. Palomino del viñedo propio que rodea la bodega, en Balbaína baja. Vendimia nocturna, manual, con selección de racimo, y selección de grano en mesa. Así se garantiza un estado sanitario óptimo de la uva. Despalillado y prensado neumático. Desfangado por gravedad en depósito de acero inoxidable y posterior fermentación en barricas de roble francés. Crianza durante unos 10 meses con removido o battonage cada dos o tres meses para poner en suspensión las lías finas que hayan podido decantar en el fondo.
"Un Leflaive andaluz se animaba a categorizar un crítico de vinos. Desde luego muy afrancesados, tanto éste como el siguiente, La Fleur. Borgoña, Jura...


Forlong La Fleur 2015: Palomino fino de la propia finca de Forlong en el pago de Balbaina baja, una viña muy trabajada y muy mimada, sobre tierra Albariza. Asoleo de uvas durante unas 48 horas para elevar de forma natural el grado de alcohol potencial. Posteriormente se prensa la uva, se desfanga, es decir se limpia de restos sólidos y se lleva acabo una fermentación en botas de fino y con crianza estática de añada de dos años bajo velo de flor en bota jerezana de 500/600 litros. Por supuesto, se embotella sin filtrar, en botellas de 50 cl. Escasísimo.
La Fleur ha sido la última novedad, albariza, velo de flor, crianza...reminiscencias a Jura y su Savagnin, manzana asada, sapidez, cuerpo. Alejandro dice "crianza biológica en su máximo esplendor".

Pocas bodegas pueden presumir de tener una gama de vinos blancos tan extensa, completa, con mayor complejidad, con menos complejidad, interesante como Bodega de Forlong. Y menos aún lo pueden hacer trabajando con la misma variedad de uva como protagonista: la injustamente calificada como neutra, insípida, inodora, vamos como el agua, e inexpresiva Palomino. Cuando lo más frecuente en un mundo 'tintocentrista' es dispones de una gama de vinos tintos para todos los gustos y colores, más joven, menos joven, monovarietal, o en coupage con distintas variedades de las llamadas mejorantes, no pocas veces 'empeorantes'esta joven Bodega de Forlong apuesta por buscar diferentes tipos de terruños, suelos de calizas de distinto tipo.

Me quedo con los cinco, y a esperar al año que viene que llegan más cosas...!!!

11 abr. 2018

Javier Sanz Verdejo 2017

Hoy catamos la nueva añada, la nueva cosecha 2017 de
 Javier Sanz Verdejo, de la bodega,
 "Javier Sanz Viticultor". **


Javier Sanz Verdejo 2017
D. O. Rueda
Verdejo 100%
13% vol.
Bodega Javier Sanz Viticultor

Se trata de un vino blanco de la Denominación de Origen Rueda cuya bodega está ubicada en la localidad de La Seca (Valladolid), municipio con más superficie de viñedo de toda la Denominación de Origen, en donde poseen más de 100 Ha de viñedo propio, dividido en parcelas de las variedades Verdejo, la gran protagonista de la región, Sauvignon blanc,  y la casi extinta - si no fuera por ellos - Verdejo Malcorta, una subvariedad de la Verdejo que toma su nombre por la dificultad de su poda, con un ciclo de maduración más largo, y que prácticamente se abandonó para la elaboración de vinos. Después de muchos años años de investigación, el trabajo dio sus frutos en forma de vino que también tuve ocasión de probar hace un tiempo.[Ver aquí...]


Personalmente, cuando se refiere a nuevas cosechas, prefiero no probar los vinos en el momento de salir al mercado, recién salidos de bodega, y concretamente los blancos menos aún. Tengo comprobado que los vinos blancos  - algunos tintos también -  agradecen unos meses de reposo en botella, pero en este caso, y dado que dispongo de dos botellas del mismo vino, haremos un interesante ejercicio de cata, probando una ahora en primavera - el vino salió a la venta en Febrero, y contrastar las impresiones con la otra botella, quizás Septiembre sea un buen momento.

Lo primero que me llama la atención de Javier Sanz Verdejo es lo que no es vino, es decir la etiqueta, muy elegante y atractiva, y el corcho. Sí, digo bien: el corcho. Porque se está extendiendo demasiado el uso de tapones sintéticos o falsos corchos para este tipo de vinos, y es de agradecer que una bodega apueste por el corcho natural en toda su gama de vinos. Y lo segundo que me ha llamado la atención es que está bastante bueno, muy bueno diría yo.

Viñedo de unos 40 años de edad sobre suelo pedregoso y de arcilla, con una superficie de unas 45 Ha. Este es el origen de Javier Sanz Verdejo. Viñedo y una elaboración meticulosa y cuidada hasta al mínimo detalle. Todo con el objetivo de extraer aromas francos, aromas naturales a fruta blanca, a hierbas aromáticas. Aquí no hay esa sensación de chucherías o esos recuerdos de aromas sintéticos dulces de frutas indeterminadas. Hay frescura y notas refrescantes que se potencian en la boca.
Permanece unos meses en contacto con las lías de fermentación, y eso lo vuelve más untuoso en el paladar, con una sensación más grasa, lo que unido a la buena acidez, lo hacen muy agradable en boca, suave, que te pide más.

En resumen, un vino sorprendente - para mí - ya que no suelen ser mi tipo de vinos, lo cual me hace pensar que lo mismo los tengo algo abandonados, y este en concreto es bastante recomendable. Considero que Javier Sanz Verdejo está varios peldaños por encima de la media de otros Verdejos de Rueda, además de lograr 92 puntos en la Guía Peñin, que no hace más que confirmar que estamos ante un Verdejo de la DO Rueda  de categoría superior.
Espero volver a probarlo dentro de unos meses, a ver si se confirman mis predicciones, aunque desde luego el vino está ya más que bebible y disfrutable...solo hace falta que llegue la primavera de verdad.






** Botellas proporcionadas por la bodega.

9 mar. 2018

Cuatrogatos Wine Festival 2018. The Circus.



Vaya por delante - como decía la chirigota - que me perdí, por razones diversas, la edición del pasado año 2017 en la Monumental de El Puerto de Santa María, y a pesar de fotos y menciones en RR.SS., mi mente se había quedado en aquella primera edición de Cuatrogatos Wine Festival 2016, el que tuvo lugar en el Pub Milwaukee coincidiendo con aquella BerzaRock memorable.
El evento es cosa de mi amigo Fede Ferrer       [Mirad aquí a la derecha su página...-------------------------------->]
que es capaz de traer a Cádiz a lo mejor de cada casa, los vinos ricos como él dice. Thank you very much!!!                                        
Este año la cosa no pintaba peor, ni muchísimo menos: nada menos que los jardines de la antigua Casa de Terry, hoy reconvertida en hotel de 5*, el Hotel Duques de Medinaceli.



El cartel era inmejorable, por empezar por la gente del lugar:
  • Willy Perez (Bodegas Luis Pérez) y Ramiro Ibañez (Cota 45) cada uno con sus cosas, y ambos con las novedades de Manuel Ant. de La Riva.
  • Primitivo Collantes (Bodegas Collantes) con sus Socaire, Fossi, Viña Matalían, etc.
  • Paco y Pepe Blanco, "The Blancos Brothers", de Bodega La Callejuela.
  • Alejandro y Rocío, de Bodega de Forlong, con más novedades en cuanto a vinos blancos se refiere, a base de Palomino, diferentes pagos, diferentes elaboraciones. Todo un mundo.
  • La Mayetería Sanluqueña, y toda su gama Corta y Raspa. Sanlucar Power.
  • Lucía, Olga y Desiree, o lo que es lo mismo, 4 Ojos Wines, otra pandilla de buena gente haciendo buenos vinos en El Puerto de Santa María, qué alegría encontrarme con Olga, compañera de la Facultad de Químicas, después de tantos años.
  • Juan Piñero, Bodegas Píñero. Qué decir?? Se trajo sus VORS, artillería pesada.










Y de más p' allá de Despeñaperros, tuvieron la amabilidad de venir a visitarnos otra tanda de buenos elaboradores, entusiasmo a raudales, risas...
  • German Blanco (Quinta Milú, Casa Aurora, ...) con sus vinos de parcela, y nuevas añadas, mítico Clos Pepin
  • José Crusat, desde la misma Galicia (Adega Entre Os Rios) y toda su gama de colores de los Komokabras, Vulpes Vulpes...
  • Verónica Ortega, la hija pródiga, gaditana, elaboradora en Bierzo, con Roc, Quite y Cal.
  • Charlotte Allen, de Bodegas Almarroja, desde el Parque Natural Arribes de Duero, en Zamora.
  • Manel Avinyó, desde El Garraf, Barcelona y sus enormes cavas Clos Lentiscus.
  • La pandilla de Minimal Wines, que importan vinos de varios paises, entre ellos Portugal - Dao, o Italia.


 Me quedé sin probar bastantes vinos, bien por falta de tiempo bien porque ya conocía los vinos, pero ni lo uno ni lo otro es excusa.
  • Lagar de Síbariz
  • Bodegas Goianea con algunos txacolis de Álava, como Uno y Urtarán.
  • Celler Pardas y sus Pardas, los jabalís!!
  • Barco del Corneta, de Beatriz Arranz...
Y por si no fuera bastante, estaban los vinos de Viña Zorzal, los gallegos ZárateFento Wines, y Albamar, Casa Castillo, de Jumilla, y Suertes del Marqués, de Tenerife - igual me dejo alguno, pero es que las 7 horas de evento se quedaron cortas.

A pesar de haber sido de los primeros en llegar, he de reconocer que me fue imposible probarlo todo, algo que ya sabía, así que tras saludar a todos los amigos que me fui encontrando empecé por la mesa de Verónica, probando sus nuevas añadas del Bierzo: Quite, Roc y Cal, este último un sobresaliente godello que no había probado.

También quiero destacar los vinos de Willy Perez, cómo no, los Barajuela, menuda clase magistral la de Willy con estos cuatro vinos: Fino La Barajuela 2013, Fino La Barajuela 2014, Oloroso La Barajuela 2013 y Raya La Barajuela 2015,...


No me alargo más, el resto de comentarios de los vinos en particular, los iré haciendo tanto en Twitter como en Instagram o Facebook, ya saben : GuillermoMdv...
________________________________




Facebook

Instagram

Twitter











26 feb. 2018

Pago de Miraflores, Carrascal y Torrebreva. Sanlucar.

3ª parte.

De nuevo acudo a este Mapa Guía del Parque Natural de la Bahía de Cádiz, como comenté en las anteriores publicaciones, para comentar este trozo que corresponde a los pagos sanluqueños de Miraflores, Carrascal  - no confundir con el otro Carrascal jerezano - y Torrebreva. Una pena pero el mapa no alcanza hasta el Pago de Maina, algo más al Noreste.
Estos pagos están limitados por la carreteras comarcales que van hacia El Puerto de Santa María y hacia Rota, respectivamente y por el limite del Término Municipal, marcado con +--+--+--+.
La única cota topográfica significativa marcada son los 77 msnm de Torre Breva, y los 51 msnm en mitad de la Loma del Agostado, en Miraflores; pagos más costeros, más cercanos al mar y por tanto con menor altitud que los que vimos anteriormente en Jerez.

PAGO DE MIRAFLORES, PAGO DE CARRASCAL Y TORREBREVA


Marcados los viñedos en verde sobre los nombres de las casas de viña, como el Cortijo del Agostado, la Casa del Armijo, Casa de las Treinta, en Miraflores. Dividido este pago en dos zonas Miraflores Alta, al este, y Miraflores Baja al Oeste, hacia el 'Cordel del Tiznado'.



Aunque no aparece rotulado como tal, la casa de Miraflores Alto, es una de las más destacadas junto con la del Armijo, con la gran diferencia de que la primera está en un estado de ruina total. Qué pena!!


Casa del Armijo
La Casa del Armijo, sin embargo, se conserva bien, y las viñas que la rodean propiedad de la familia de Gaspar Florido, están dando como fruto nuevos vinos bajo la marca Viña Armijo, como el vino blanco de Palomino "12 Liños", que ha sido de los primeros en ver la luz.


En la parte de Miraflores Baja, curiosamente, tampoco aparece ninguna casa de viña marcada, y sin embargo aquí se ubica un de las más conocidas, al menos por la marca de manzanilla que de aquí sale, Viña Miraflores La Baja que está próxima a Casilla Verde
La viña Miraflores La Baja, pertenece al Grupo Estevez, propietario de la Manzanilla La Guita.



En el Pago de Carrascal, aparecen las casas viña de Ceballos, los Espejos, la propia Casa de Carrascal que da nombre al pago, etc. Y por último, más al sur en el Pago de Torre Breva, tenemos El Poedo, donde se ubican algunas viñas de Bodegas Barón, por ejemplo, y junto al Poedo, pegado a la carretera, Viña Ledesma, otra casa viña que me gusta mucho, y que no aparece rotulada en el mapa.

Otras viñas son la Casa de la Merced, Casa del Administrador, Casa del Almirante...qué curiosos los nombres, y la propia Casa de Torre Breva, un espectacular cortijo que se puede apreciar en toda su magnitud en este fantástico video...

 


Por último, y para acabar, voy a extender un poco el plano para alcanzar la zona de Chipiona.



Aparecen los nombres de Pago Llano, Los Madroñales o el pago de Pico de Plata, de donde procedía el Moscatel Añejo que fuera de Florido Hermanos y que elaboraba Pedro Domecq. Restos de este Moscatel Añejo, un moscatel viejísimo hoy dia, lo tienen en su poder Ramiro Ibáñez y Willy Perez para su rescatada-del-olvido marca "Manuel Ant. de La Riva" y que pude probar en el Cuatrogatos Wine Festival 2018 de El Puerto de Santa María. Un vino indescriptible.

Foto de Todocolección
Solo me queda comentar que una de las viñas que actualmente siguen produciendo uva moscatel de Chipiona, de las pocas, es Viña Las Cruces, de Bodegas Caballero, que he marcado en el mapa, y de donde proceden los moscateles de Bodegas Lustau, como por ejemplo "Moscatel Emilin", que está francamente rico o el nuevo Single Cask seleccionado por Sergio Martinez, nuevo Cellar Master de Lustau para Vila Viniteca, y que está bien rico.


Termino aquí esta tercera entrada. Creo que voy a atener para una cuarta con los pagos de Chiclana, que también aparecen en este gran y divertido mapa.
Saludos y hasta otra.






25 ene. 2018

Pago de Macharnudo, Pago del Carrascal y Almocaden. Jerez

(2ª Parte)

Como dije en la entrada anterior, publico este vez otro trozo del Mapa Guía del Parque Natural de la Bahía Cádiz, escala 1.50.000, editado por la Junta de Andalucia y el Instituto Geografico Nacional en 1992, y que tenía traspapelado por casa. En esta ocasión se trata del trozo que incluye el Pago de Macharnudo, el Pago de Carrascal, el Pago del Almocaden, además de el Pago Cerro de Santiago, Cerro Corchuelo y el Pago del Amarguillo, estos últimos, quizás en una segunda categoría como "subpagos" (existirá ese término...?).

PAGOS DE MACHARNUDO, CARRASCAL Y ALMOCADEN



Cotas topográficas destacables en este trozo de mapa son los 136 msnm del vértice Haurie, en Macharnudo, que además es vértice geodésico, en cuya cima se construyó una estatua del Sagrado Corazón; los 114 msnm de Cerro Corchuelo, los 112 msnm en Viña del Corregidor o los 94 msnm del Cerro de la Carpintera.

Aparece la Casa de la Compañía, en Macharnudo Alto, La Panameña, La Escribana, además de el propio Majuelo de Domecq, hoy propiedad de Bodegas Fundador. Numerosísimos son los vinos antiguos y no tan antiguos que hacen mención en sus etiquetas a este afamado pago jerezano: Agustín Blazquez, Pedro Domecq, Marqués del Mérito, C.del Pino*, etc., indicaban que sus uvas procedían de este pago. Hoy en día, bodegas como González Byass también hacen mención a este hecho.

Imágen de etiqueta de Todocolección.net
* "C. del Pino": Bodega Cayetano del Pino



Sagrado Corazón, en Haurie.
(Foto de Rafael de la Cruz, de Enotour)


En El Carrascal, por supuesto, el Cortijo de la Canariera y Cortijo Romano, de González Byass,  El Corregidor, El Telégrafo, etc. Vinos antiguos de González Byass hacían mención a Viña Romano en sus etiquetas, y Bodegas Sandeman, que fue propietaria de El Corregidor, también hacia mencion a esta viña en algunos de sus vinos.
De la viña de El Corregidor proceden hoy día las uvas de palomino con las que las Bodegas Luis Pérez elaboran sus vinos sin encabezar de la gama La Barajuela (Fino, Oloroso y Raya)

Cortijo El Corregidor




En el Pago del  Almocaden, el Cortijo Matamoros o Cortijo Romana Grande. Curioso apelativo el de Almocadén, nombre que también tienen unas bodegas jerezanas de la calle Jardinillo, Bodegas Almocaden. 
Dice de el mismo don Diego Parada y Barreto en su libro "Noticias sobre la Historia y el estado actual del Cultivo de la vid y del Comercio vinatero de Jerez de la Frontera" (gran título, por cierto):

Este pago, uno de los más estimados por sus productos, se halla comprendido entre Carrascal y Macharnudo al N. de la población y orillas del camino de Trebujena, donde recibe este el nombre de hijuela del Almocaden: comprende de unas 90 a 100 aranzadas con excelentes tierras albarizas y sus vidueños son el palomino y una parte de mantúo moscatel y otras especies: su viña más notable es la llamada Matamoros, nombre que parece tener relación con el del pago, que es árabe, y significa como es sabido capitan ó caudillo de tropas guardadora de los campos.


En fin, hay que ver lo que da de si el mapita dichoso: Parque Natural de la Bahía de Cádiz. Seguiré la próxima vez con la zona de Sanlucar y Chipiona, donde también aparecen Miraflores o el Carrascal sanluqueño, pues efectivamente son dos los pagos con ese nombre.



18 ene. 2018

Pago de Añina, Pago de Balbaina y Los Cuadrados. Jerez.



He vuelto a encontrar un antiguo mapa que tenía extraviado, bueno, antiguo, tampoco es una reliquia, es de 1992. Primera Edición de Parque Natural de la Bahía de Cádiz , escala 1:50.000, editado por la Junta de Andalucía y el Instituto Gegráfico Nacional.
Un mapa muy interesante que, por la costa se extiende desde Chipiona hasta Chiclana, incluida obviamente toda la Bahía de Cádiz, pero que por el interior alcanza hasta Jerez de la Frontera y parte de los términos municipales de Puerto Real, Puerto de Santa María y Chiclana, Rota, Chipiona y Sanlucar.

El caso es que he fotografiado la parte que me interesa, la de los Pagos y viñas jerezanas. En esta primera entrega que publico en el blog, aparece el Pago de Balbaina (Balbaina Alta - Jerez y Balbaina Baja - El Puerto), que incluye a Los Cuadrados, y el Pago de Añina.

 [Nota: El límite de los términos municipales de Jerez de la Frontera y El Puerto de Santa María es una linea de rayas y cruces +---+---+].

También aparecen las cotas topográficas, y así podemos apreciar los 105 msnm del Cerro Cuadrado, los 101 msnm del Cerro Balbaina, y los 113 msnm del Cerro Orbaneja.

PAGOS DE BALBAINA Y AÑINA



Multitud de viñas, casas de viña, pozos, arroyos, veredas y cañadas aparecen destacadas, incluyendo el símbolo de "cultivo de viña" (en verde).
En Pago Balbaina Alta, vemos por ejemplo, Viña Los Beatos, Casa del Cuco, Casa de la Plantalina, Casa de La Guita, Casa de la Esperanza o Casa Viña del Calderín.

Casa de La Esperanza (Balbaina Alta)
En Balbaína Baja, que es la parte portuense tenemos, por ejemplo, la Casa Nuestra Señora del Carmen, La Bizarrona, Casa de la Tula o la Casa de Las Ánimas.

Viña La Guita

Y en el Pago de Añina, Cortijo de Las Cañas, Cortijo del Álamo, Lagar Las Conchas, Casa del Caribe, o Nuestra Señora de Las Mercedes.

Algunas etiquetas de vinos antiguos incluían la procedencia de las uvas, de que pago y de que viña concreta como en este Fino Cuco de Barbadillo, que aunque no lo especifica directamente, todo hace indicar que procede de la viña Casa del Cuco.

(Foto de Todocolección.net)
Otro día pondré el trozo correspondiente a Macharnudo, Carrascal, o Miraflores, que también aparecen en este Mapa Guia del Parque Natural de la Bahía de Cádiz.

12 ene. 2018

Las Edades de la Manzanilla de Sanlucar.





Cuando empecé a interesarme por el mundo del vino de Jerez, teniendo en cuenta que no soy un local, si no que llegué a Cádiz ya con veintipocos años, y poco o nada sabía yo del Jerez entonces - una de las cosas que me sorprendieron fue que las bodegas de fino, las de El Puerto o Jerez, tenían una sola marca de vino fino, por ejemplo, González Byass, "Tio Pepe", Osborne "Fino Quinta", Domecq (por aquél entonces existía Domecq) "La Ina" etc, etc, por poner tres de las más típicas.


Pero las bodegas de Manzanilla tenían dos, tres o hasta cuatro marcas de Manzanilla: por ejemplo recuerdo que Bodegas Argüeso tenía una manzanilla "Argüeso", otra que era "Las Medallas de Argüeso", tenía también "San León" y aún tenía otra más que era "San León Reserva de la Familia". Es el caso más extremo, con cuatro marcas. Barbadillo, por ejemplo, solo tenía dos, que yo recuerde de esa época "Muyfina" y "Solear"; bueno, y la "Solear en Rama" , la de la saca estacional que era algo más especial. Es decir, que las bodegas de Sanlucar tenían casi todas mínimo dos marcas de Manzanilla, una manzanilla fina, con la mínima crianza legal posible, entre dos y tres años, y otra, o más, con diferentes edades, cinco años, siete años, etc, y ahí entramos en el terreno de las Manzanillas Pasadas.


Actualmente la cosa va más o menos por el estilo, pero sigue resultando complicado saber - cuando estás frente a ellas en el lineal, al menos entre las manzanillas comerciales - cuantos años de crianza tienen, partiendo de que los términos "fina" "pasada", "amontillada" "olorosa", etc están casi casi desaparecidos, bien por decreto, bien por simplificar una nomenclatura que tenía su encanto pero era muy tediosa.
 El caso es que hoy en día te puedes encontrar en el mercado más de una docena de marcas con la única mención "Manzanilla" , a secas, pero con una amplia diferencia de edades, es decir de tiempo de crianza biológica.

He aquí una tabla con 12 de esas manzanillas más o menos comerciales, con sus tiempos de crianza biológica - según he sacado de las páginas webs de las distintas bodegas (están puestas al azar, según se me iban ocurriendo)


Como vemos, la horquilla va desde los legales 2-3 años - continua la ambigüedad en algunos casos - que marca el Consejo Regulador, hasta los "más de 8" que firma Piñero que tiene la Manzanilla Maruja. Más o menos la media anda entorno a los 5 años, pero no deja de ser curioso que entre "La Guita" y "La Goya" haya 3 años de diferencia, por ejemplo; o que "Las Medallas..." tenga la misma crianza que "Gabriela".

[Nota: sin noticias de "Papirusa", no he conseguido saber el dato exacto].

En fin, ahí lo dejo. 

Ahora me viene a la memoria el título de una columna de opinión del Diario Menorca que leía mi padre que se llamaba (y se sigue llamando) "Sorprende y no sorprende".