18 jul. 2017

Jaros Rosado 2016

Jaros Rosado 2016
Tempranillo (Tinto Fino) 100%
14% vol 
Compañía de Viñedos Iberian - Viñas del Jaro
D.O. Ribera del Duero


No es el primer rosado de la Ribera del Duero que pruebo, ni mucho menos,  ni siquiera es el primer rosado de esta bodega que pruebo, ya que tuve la ocasión hace muchos años de catar casi en primicia, aquel Sembro Rosado 2007, un vino que que ya no se elabora, y que fue la primera aproximación al vino rosado de esta bodega, y que ahora, digamos, ha ascendido a la categoría de Jaros, Jaros Rosado.
En cualquier caso, éste es un nuevo vino de la Compañía de Viñedos Iberian, de la familia Osborne-Osborne, de la bodega Viñas del Jaro, una novedad de este verano 2017, elaborado al 100% con la variedad Tinto Fino, o lo que es lo mismo, Tempranillo, de la Finca El Quiñon, que la familia posee en Pesquera de Duero, en Valladolid, en plena "Milla de Oro" de la Ribera del Duero.
Todo un acierto ascender de categoría al vino rosado, darle la importancia que tiene, porque a pesar de las novedades y las modas, creo que sigue en vigor aquél viejo hilo del Foro Verema que decía así como " Porqué está tan denostado el vino rosado...?" [ver aquí...].



Hace poco tuvimos una cata de vinos rosados y entre los asistentes, unos 8, todos aficionados y consumidores de vino, puede comprobar cómo, en general, el vino rosado no formaba parte de sus compras habituales. Todo eso a pesar de que según parece el vino rosado está viviendo desde hace un par de años un 'boom' de crecimiento de consumo, de ventas, de producción, de surgimiento de nuevas marcas, etc, etc. Vinos rosados de toda una amplia paleta de colores, desde los más pálidos o de estilo provenzal, hasta los más intensos con colores chillones, fucsia intenso, con aspecto de tinto claro, o clarete. Hay de todos los colores y para todos los gustos.

En el caso de Jaros Rosado, es un vino elaborado por el método tradicional del sangrado, con una más que limitada producción de 6842 botellas, y una vinificación muy bien trabajada. Selección de uva en mesa, empleo de nieve carbónica (CO2) para prevenir oxidaciones, y una maceración prefermentativa en frío para preservar colores y aromas. Nada menos que 14% vol de alcohol, demuestra que se ha buscado hacer un rosado con alma de tinto de la Ribera del Duero, el cual servido bien fresco, y en esta época del año es una auténtica delicia.
Tiene buena estructura, cuerpo, potencia pero a la vez tiene la frescura y la fragancia de un rosado.
No quiero decir nada, pero en la cata que comenté anteriormente había uno que decía una y otra vez que no le gustaban los vinos rosados, y sin embargo  fue devorando copa tras copa este Jaros Rosado, así que algo debe tener: que es un vino rosado que gusta a todo el mundo, incluso a los que perjuran que no les gusta el vino rosado. ahí lo dejo...!

A mi, desde luego, me ha encantado, solo espero pillar alguna que otra botella de esas escasas 6 mil y pico antes de acabe este caluroso verano del 2017.



__________________________

Probado y catado a conciencia  en el nuevo Bar Restaurante Zaccaría, de El Puerto de Santa María. Calle Luna 17.



No hay comentarios:

Publicar un comentario